VIVE ATOTONILCO A LO GRANDE

Disfruta de Atotonilco, conoce su magia

La cabecera Municipal de Atotonilco el Grande, Hgo., se encuentra ubicada en un lugar privilegiado, ya que para llegar a la Capital del Estado, Pachuca, sólo tiene que viajar 40 minutos o una hora con cuarenta y cinco minutos a la Ciudad de México por la Vía Corta México-Tuxpan-Tampico. Sabrás que estás a punto de llegar porque a lo lejos se puede observar, majestuoso, el Templo y Convento Agustino del Siglo XVI.

El municipio tiene una extensión territorial de 426 km2 y es vecino de los municipios de Metztitlán, Metzquititlán, Huasca de Ocampo, Mineral del Chico, Omitlán de Juárez y una pequeña parte con el Estado de Veracruz. Está integrado por 119 comunidades, barrios, colonias y ramales. 

Podemos observar cuatro grandes regiones: la planicie de Vaquerías, la barranca del río de Venados, la meseta de Atotonilco y la cuenca del Rio Amajac. El Rio de Venados cruza el municipio por el norte y el Amajac o Moctezuma por el sur; por lo que se tiene una variedad de climas, dominando un agradable clima templado con lluvias en verano. 

Nuestra flora es muy variada y está conformada por árboles de ornato y frutales, arbustos, cactáceas, plantas silvestres comestibles y medicinales. La fauna se compone de una gran variedad de mamíferos, aves, batracios, reptiles e insectos, algunos de estos comestibles. 

Aunque existen antecedente prehistóricos en la región, la primera civilización en la región surgió bajo influencia teotihuacana y dejó restos arqueológicos en el municipio. Más adelante la región se vio bajo control chichimeca y más tarde mexica. 

Al iniciarse la conquista espiritual del territorio se construyeron las principales partes del templo y el claustro que datan de los años entre1542 y 1562, terminándose la construcción hacia 1586. 

Nuestra economía está sustentada desde la época colonial en la agricultura y la cría de ganado; además, somos un proveedor importante de alimentos, materiales y mano de obra. Actualmente, el comercio se suma a las principales actividades económicas: puedes visitar el tianguis ganadero los días miércoles y jueves en las instalaciones del rastro municipal o la plaza tradicional de los jueves y domingos en el centro. 

Atotonilco es desde hace tiempo un centro turístico importante, ya que contamos con el balneario de aguas termales de Santa María Amajac a cuyas aguas se le atribuyen propiedades curativas y la presa “El Comalillo”, donde se puede practicar la pesca y dar paseos en lancha. Se pueden visitar modestas construcciones religiosas de la época colonial en Santa María Amajac, San Martín, Santa Catarina, Los Reyes y San Nicolás Xhate. 

Algunos personajes destacados de nuestro municipio son el doctor Antonio Peñafiel Barranco, el general Serapio López Barrios, el licenciado Isaac Piña Pérez, el profesor Antonio palacios, el licenciado Jorge Viesca Palma, el C. José Ángeles Soberanes, el licenciado Pablo Téllez y nuestro historiador el doctor Víctor Manuel Ballesteros García.

En la fiesta del Señor de Tezoquipan, celebrada el primer viernes de cuaresma, destaca la realización de la Feria del Mole; mientras que en la celebración patronal de San Agustín, el 28 de agosto, se lleva a cabo el festival del cocol.

El beisbol, el basquetbol y el futbol destacan entre los deportes que se practican en el municipio; además, recientemente cobra relevancia la práctica del ciclismo, que junto con el beisbol otorga al municipio reconocimiento nacional e internacional. La charrería, deporte nacional, también tiene un lugar importante en la población atotonilquense. 

Nuestros artesanos en la comunidad de Sanctorum producen piezas de palma como petates y sombreros y en El Contadero, diferentes productos de vara. En diferentes comunidades se elaboran prendas tejidas y con diferentes estilos de bordado; destacando recientemente la elaboración de bordados tipo Tenango.